ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

viernes, 11 de julio de 2008

Irse en la noche






Irse en la noche.

Sembrar de ausencias

las largas caricias de la piel

y en la estancia

dejar sólo el perfume de tu cuerpo,

sudor de un debito gozoso,

después que tu vestido fuera naufrago

que dejó su rojo entre mis manos ávidas de ti.

Ahora el aroma nuevo de tu garganta es de Chanel,

tus labios vuelven a brillar turgentes,

tus medias se vuelven a ceñir entre tus piernas

con ese liguero negro cercano a tus caderas

para que en ti

no quede nada de lo que hicimos antes.



F

8 comentarios:

Lena dijo...

Solo vine a decirte que sigo muerta.

Ahí tienes una culpa para que te sigas redimiendo escribiendo poemas de estaura.

A ver qué haces...me has matao.

(jaja)

Besos

Capochoblog dijo...

Es más fácil ocultar un asesinato que ocultar cuando has tenido sexo.... por algo dicen que la piel siempre delata :)

Besos.

La foto esta genial.

Selma dijo...

Algo de nostalgia tiene este poema, no lo puedes negar...

Un beso f.

mi despertar dijo...

Bueno te encantan perfectas como las imágenes que ponés fijate las mías el tipo de hombre que me gusta es imperfecto, me interesa lo que hay adentro... en el alma en la seducción del cerebro la mente es mas que nada.......aunque fui... y soy casi....
te lo dejo a tu imaginación

Arkantis dijo...

Precioso poema..y muy realista..

fgiucich dijo...

Esas noches intensas, inolvidables. Abrazos.

ybris dijo...

Mis disculpas por no pasarme por aquí con toda la frecuencia que me gustaría.
Leí los seis últimos que tenía pendientes.
Este resulta especialmente sugerente.
Quizás por ese inútil intento de borrar lo imborrable volviendo a lo de antes.

Abrazos.

MARIA dijo...

"Irse en la noche"... podemos irnos en cualquier instante después de haber vivido, pueden quedar huellas externas que se recogen en los momentos de después, se puede incluso ver y aparentar que nada hubo, que nada existió... pero hay un rastro invisible, oculto, que nada puede esconder son los pasos y las huellas sentidas, vividas, que quedaron grabadas y que con nosotros viajarán desde ahora y en cualquier momento otra vez.

Un abrazo, sigo quedándome.

Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total