ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Si he de resumir las horas de la noche entre tus manos







Si he de resumir las horas de la noche entre tus manos
deberé esforzarme en no pensar en ti,
en ese dibujo de ochos que las yemas de mis dedos
siempre recorren desde tus pechos al calor de tu vientre.
Olvidaré que tus pezones se erizan en un escalofrío
como las copas de las palmeras,
cuando mi boca asemeja al viento húmedo de la tarde.
No pronunciaré nada del vértigo que encierran tus muslos,
el abismo del que manan todos los instintos,
donde mi saliva se demora al contacto radiante de tu piel.
Tampoco mencionaré el sabor de tu boca, ni el aroma de tu pelo,
ni siquiera pronunciaré el nombre de tu nuca
en la que mis dientes siempre saben dejar su pequeña huella.
Simplemente hablaré del gozo del silencio,
cuando la noche no es más que un niño dormido abrazado a nosotros
y tú asientas tu mano sobre mi pecho para constatar
que sigo a tu lado respirando con el vaivén de un sueño
o en la tormenta de una ligera pesadilla.




sábado, 25 de diciembre de 2010

Escríbeme en la noche









Escríbeme en la noche con tus manos de perdón.
Grandes trazos negros de ausencia silenciosa.
Grandes trazos rojos de la sangre que respiras.
Así, leeré las urgencias de tu piel,
las que apenas me dices por huirme
y las que tengo grabadas
para siempre en mis recuerdos.


martes, 21 de diciembre de 2010

Arrastras el abandono de los barcos







Arrastras el abandono de los barcos,
el apenas en que eres sólo una mirada,
las lágrimas que habitan en tu olvido,
el dolor quebrado, la ausencia,
el lado devorador de la herrumbre,
el misterio, la secuencia, la penumbra...
todo lo que la noche se permite de ti,
mientras en silencio,
como si nunca fuera a amanecer,
contemplas el ir y venir traicionado
de ese viaje eterno que rehace el faro,
constante y obstinado,
en la herida sinuosa del océano.





F



lunes, 20 de diciembre de 2010

Es verdad que la memoria siempre apunta alto






Es verdad que la memoria siempre apunta alto,
tiene su archivo y sus recibos preparados,
se reserva sus ases
como en un juego de cartas.
Ella se sustenta, es la banca,
nunca pierde, siempre hay un resguardo,
un ticket que poder mostrar
para desbaratar mi olvido…
¡y cuanto pagaría hoy por él!
pero este círculo de fuego,
este pozo ahuyentado de pasiones,
tiene la eternidad como bandera
y en sus aguas se refleja toda la vida.





(este poemario es de poemas del año 2008)






miércoles, 15 de diciembre de 2010

Recórreme...












Recórreme en silencio,
respírame en las olas,
simple soledad de océanos,
en este faro habito.
Nuestra batalla es herida de susurros,
azul en tu cuerpo, mi saliva es la luz,
una cadena, una condena,
de mi lengua en tu piel
como si nunca fueras a abandonarme,
como si la noche fuera a ser eterna
y nuestro deseo se alimentará
de la oscura línea del horizonte.





F

lunes, 13 de diciembre de 2010

Entonces tuve...





Entonces tuve, ese dolor dulce de saberte mía en la distancia...




domingo, 12 de diciembre de 2010

En el olor del humo


En el olor del humo perdura el aroma de la resina,
tiempos de silencio en la madera de la encina.


domingo, 5 de diciembre de 2010

Recuérdame...






Recuérdame en el verano imposible
de noches donde el mar
apenas nos hablaba,
quieto, ensimismado,
dormitando las voces de los viejos marinos.
Entre los dos quedaban sólo caricias,
un abismo donde perdernos el uno en el otro,
y esa tenue mirada blanca que repasaba constante su lección
inundando de estelas la línea oscura del horizonte.





F


miércoles, 1 de diciembre de 2010

Trajo la tormenta...




Trajo la tormenta un rigor de invierno.
Acalló el gorjeo de los pájaros,
el tañido de las esquilas
y habitó al silencio
con el constante susurro de la lluvia.




sábado, 27 de noviembre de 2010

Un bosque de nubes






Un bosque de nubes puede ser un mar encrespado,
entregadas al oleaje y a la distancia de las islas,
mientras cabalga la soledad como una centella
y el trueno es el agobio del incendio.
La llama prende, el mar es un topacio,
la piedra de acuoso llanto,
el resplandor de todos los diluvios,
y un faro es el asombro,
lo humano que divisa el final del mundo.









F


miércoles, 24 de noviembre de 2010

Duele así…


Duele así…
En el aroma de una sola rosa
desarbolada por el viento.


domingo, 21 de noviembre de 2010

El faro de la luna







Hundida y roja
te desnudas en el mar
y hierves en la sangre de los silencios.
Admiro el viaje lento y hermético de tu estación de nieve,
redonda y extasiada rebosas del calor de tu deseo
y sin embargo guardas un poder de pájaros
mientras mi luz apenas deja ver el peligro certero de tu desasosiego.



jueves, 18 de noviembre de 2010

Me desarmo






Me desarmo,
surge la lluvia,
un jazmín de noche,
un magnolio,
un cerezo en flor…
las pocas cosas que no son pájaros,
ni nubes, ni faros,
ni tienen el recuerdo de tus senos.





F


lunes, 15 de noviembre de 2010

Habito un lugar de pájaros y sombras.







Habito un lugar de pájaros y sombras.
Soy agreste como todo lo que trasciende en el silencio
y hablo con los astros de todo lo que callo,
al fin y al cabo la soledad es una huella,
la parte más clara de una ausencia.
Mientras tú, apenas me dibujas en tu mente,
aligeras el paso mirando el horizonte
y en tu pecho adormeces los días esperándome.
Así, seremos Ulises esclavo de una isla
y Penélope eternamente
buscándome en la luz de la noche.





F



viernes, 12 de noviembre de 2010

Una rosa



Todavía la noche se alejaba taciturna por las laderas
y el aroma impreciso del deseo prendía en su cuerpo desnudo…
Cuando escuchó de su boca su nombre, ella no dijo nada,
pero supo que él se estaba yendo,
quizás con su silencio dejaba marcadas las espinas del recuerdo.








lunes, 8 de noviembre de 2010

Soy el lado más sincero de la noche







Soy el lado más sincero de la noche.
En la penumbra se escucha respirar al mar
y sin embargo mi mano sacia de sed el horizonte.
Hay paisajes impensables
como besos que duermen en tus labios,
allí dirijo mis pasos,
la luz húmeda e inalterable
que hace de la fugacidad la vida.





JOAN MANUEL SERRAT Menos tu Vientre (MIGUEL HERNANDEZ)



sábado, 6 de noviembre de 2010

Un renuncio del silencio





Un renuncio del silencio
hace urdimbre del agua, del viento,
de la sombra del fuego.
Surge la letanía de los pájaros,
el atardecer quebrado
en el rojo sentido por el bosque
y en el sonoro dolor,
drizas tañendo en los rebaños
como en los muelles de un mar
que sigue esperando,
siempre esperando,
debajo de la tierra.




martes, 2 de noviembre de 2010

Cada lugar...







Cada lugar tiene una canción,
su propia música inigualable.





sábado, 30 de octubre de 2010

He vuelto a ser






He vuelto a ser aquel que un día fue la herida.
Luz abierta al infinito,
la llamada del norte,
el sombrío dolor de tu deseo.
Ahora y siempre un faro,
alterando el silencio profundo de tus noches,
respirando en tu nombre lejanía.






F



viernes, 29 de octubre de 2010

Temo...




Temo después la soledad,
el verso placido entre perfumadas coronas,
un andar en la selva donde el tigre ha madurado el miedo.



lunes, 25 de octubre de 2010

Siempre...







Siempre acecha una sombra
en el resol de los muros.








F


viernes, 22 de octubre de 2010

Un faro es algo más...









Un faro es algo más que una palabra,
es la luz que un pájaro abandona en el cielo,
la llamada agreste de lo abandonado,
el sabor del peligro,
la caricia de la brisa, su mirada,
el azul olvido donde yo te espero.





F


martes, 19 de octubre de 2010

Las hélices...






Las hélices al viento
tienen la telúrica tristeza de Neruda.





F


domingo, 17 de octubre de 2010

jueves, 14 de octubre de 2010

Oigo el sonido del viento entre los pinos








Oigo el sonido del viento entre los pinos,
acerca las emociones de todos los guarismos.
Llueve lentamente.
El silencio es un enigma abierto
donde caben todas las palabras
que impronunciables
nos reservan su oquedad de hielo,
la labor armoniosa de la música.
En la noche la soledad tiene la luz de las farolas,
el ulular de los pájaros nocturnos
y la torre dormida en el tañido del tiempo.





F




martes, 12 de octubre de 2010

Rencor de las horas







Rencor de las horas,
el día adormece tu dicha.
Isla de soledad,
impenetrable como un suspiro
anuncias ser vigía del silencio.
Tu voz es callada como la noche
y aunque respiras con largos destellos
tus breves palabras llegan lejos,
habitan el horizonte de un libro eterno,
trasmites el calor del ángaro
cuando una mirada busca saber
donde se encuentra un nuevo refugio.









F


Thelonious Monk - Blue Monk - 1963



sábado, 9 de octubre de 2010

Over and Under Seven





Sí, es un juego y tiro los dados buscando el siete.
Tantas veces siete o más como mis ojos ven en su escote el infinito.
Todos saben que esta luz cenital da alas a mis dedos y me temen.
Quiero más alcohol, quiero más tabaco,
quiero que me sigas rozando con tus pechos mi brazo.
"Nena, esta noche ha traído una pareja de dados
que nos quiere hacer felices".








jueves, 7 de octubre de 2010

Un océano...







Un océano es un bosque de azulados abismos,
en él se pierden las palabras
como gaviotas buscando el horizonte.
Poseo de tu nombre todas las letras
y lanzo mis caricias lejos,
esa lejanía de lo imprevisible,
el lugar por donde vienen siempre los barcos.
Para llegar a ti
no basta con creer en el mañana,
debo ser constante,
y todas las noches iluminar
el camino que nos acerca al cielo.





F



martes, 5 de octubre de 2010

Trae la lluvia





Trae la lluvia un transcurso de impagables palabras.
Se demoran en nosotros
dejándonos la sensación de la fidelidad.





F


martes, 28 de septiembre de 2010

Volveré pronto









Veré esa mirada que dejan los puertos a la noche,
un trayecto de gaviotas y oráculos de huellas en los muelles.
La ciudad ahogada por el mar
con sus viejos latidos y sendas de silencio,
mientras que yo, sintiéndome perdido,
cruzaré pequeños puentes de piedra y plazas solitarias,
lugares donde todavía si sabes escuchar el agua te habla.







domingo, 26 de septiembre de 2010

De lejos...









De lejos, vendrá de lejos,
porque a veces las llamadas
se hacen de señales invisibles para otros,
vínculos de fuego que queman la noche
y que sólo ella sabe ver
cuando en el silencio
resuenan tres ráfagas de luz que conmueven el agua
y una larga espera que la nombra.









F



martes, 21 de septiembre de 2010

Duele así…





Duele así…
En el aroma de una sola rosa
desarbolada por el viento.





domingo, 19 de septiembre de 2010

Soy el acoso







Soy el acoso,
un deseo envolviendo una isla.
La luz en la noche,
el sendero de ternura que navega
y se hace viento,
rayo intermitente que te busca.
Soy soledad,
la ausencia cuando tú no estás,
el rincón de la tormenta en la espera,
ese faro que se derrumba como un silencio cuando te marchas.




F



viernes, 17 de septiembre de 2010

Miro en los cerros




Miro en los cerros las hélices metálicas movidas por el viento…
Hoy, no sé por qué echo de menos otros días,
el mar, un muelle en la frontera,
un aeropuerto en una isla lejana.




domingo, 12 de septiembre de 2010

Pienso en el tiempo y cierro los ojos







Pienso en el tiempo y cierro los ojos,
el silencio está en manos de un tejedor.
Tañe lejos un eco de esquila,
el rumor del viento entre los pinos,
los arrencejos, los jilgueros,
las palomas batiendo las alas,
los pasos de un hombre cansado,
el maullido de un gato…
los sonidos que tapizan la vida.






domingo, 5 de septiembre de 2010

La bruma




La bruma deja el monte habitado de extrañas sensaciones.
Entonces un pájaro es un milagro oculto
que canta entre los árboles los mensajes de la naturaleza.




viernes, 3 de septiembre de 2010

Lo importante




Lo importante puede tener
el calor del pan recién hecho,
la frescura del agua de lluvia,
el ir y venir de la brisa en forma de viento o de tormenta,
el aroma de un jazmín o de un ramo de rosas,
una mirada al mar, a un faro lejano,
parte del firmamento encendido en una noche fría,
una mujer, ella,
dulce en la boca y dura en la vida,
la que sin tú saberlo
todavía te ama.




martes, 31 de agosto de 2010

Descubro como todo tiene su ausencia




Descubro como todo tiene su ausencia.
En la sombra un hombre,
tal vez la quietud silente de un César
o de un labrador sumiso,
una silaba detrás de su pronombre
y lo que le hace ser
en la pausa
un abanico de recuerdos.




sábado, 28 de agosto de 2010

viernes, 20 de agosto de 2010

Después de ti





Después de ti, como siempre,
la soledad trajo un poco más de lluvia.
La tristeza sabe muy bien caminar contigo
por campos sembrados de abandono,
mientras en los árboles,
azotados por un viejo estigma,
zurean impasibles las palomas torcaces.





F


sábado, 14 de agosto de 2010

Se deja de sentir el tiempo





Se deja de sentir el tiempo.
La sencillez abre las puertas
y tú dialogas con las pequeñas cosas
que reúne el silencio.





F


lunes, 9 de agosto de 2010

He preguntado a un hombre






He preguntado a un hombre
que buscan sus ojos
en el silencio de un monte.
Él ha sonreído,
austero,
sin responder nada,
ha seguido
su camino.







F


domingo, 8 de agosto de 2010

El hierro trajo su noche






El hierro trajo su noche,
en la herrumbre, un abanico de miradas inquietas,
salmos del fuego
entre la lejanía y el miedo.
Ululaban despacio las aves nocturnas,
tu piel era un semillero de dudas,
mis brazos contuvieron el mar
aunque sin saberlo desbordaste todos los diques
que con el tiempo yo había construido.





F


miércoles, 4 de agosto de 2010

En el viento espero oír el canto del mirlo





En el viento espero oír el canto del mirlo.
En esta parte del mundo no se escucha.
Esta mañana tiene hilos de lluvia
y el silencio sin pájaros.







F


domingo, 1 de agosto de 2010

Verdes mieses








Verdes mieses,
un mar en manos del viento
buscando una playa imaginaria.




F

martes, 27 de julio de 2010

Me acerqué al verbo







Me acerqué al verbo,
ese lugar habitado por tus ojos,
tierra de castaños y promesas,
bosque de murmullo
donde siempre un pájaro canta.





F


domingo, 25 de julio de 2010

Hay un sendero de cipreses



Hay un sendero de cipreses.
Siempre hay cipreses
alrededor de los recuerdos.





F


miércoles, 21 de julio de 2010

Madredeus - O Mar & Céu da Mouraria








No fueron unas monedas las que trajo el ángel







No fueron unas monedas las que trajo el ángel,
en su silencio solo había tiempo.
Un silencio que se habitaba de la humedad de sus ojos.
Es triste mirar al mar y sentirlo horadando a diario la playa
como un niño solitario jugando entre las dunas,
con la voz abierta de esas palabras que nos trajo aquí,
y sin embargo, con la sabiduría necesaria para ya no esperar nada.




Fotografía de M. Ángel Latorre


domingo, 18 de julio de 2010

Entre dos tierras Héroes del Silencio LA ROMAREDA 12/10/07






Me he dejado los restos del olvido entre los dedos.






Me he dejado los restos del olvido entre los dedos.
He tropezado con todos mis muertos.
Odio esas noches de insomnio
en que se resisten a volver de nuevo
a sus viejos rincones de invierno.





viernes, 16 de julio de 2010

Ksiel




Ksiel ama la armonía,
la suma, la línea recta,
el arco marcado por la flecha,
la cadena donde todo lo predecible pasa…
El hombre que no sigue esa verdad
sufre la inflexible ira del ángel.





miércoles, 14 de julio de 2010

Pariel






Pariel, silencioso, deshace la noche.
Todos los miedos de los hombres
saben de su instinto depredador.





F


martes, 13 de julio de 2010

Isrefel







Isrefel quiso combatir el fuego con el fuego.
Nos dejo para nosotros
las lunas que el hombre habita en sus sueños.




domingo, 11 de julio de 2010

El ángel que busca a Dios







Chamuel desde sus alturas
ha encontrado signos,
respuestas a preguntas,
incertidumbre ante tanto silencio…
A su dios, todavía
le queda la eternidad
para encontrarlo.




F

viernes, 9 de julio de 2010

¿Cuántas manos han cubierto tu cuerpo?








¿Cuántas manos han cubierto tu cuerpo?
Sostengo esta cuerda pretérita,
tensa, como si solo tú y yo
supiéramos del tiempo.
Unas muescas en tu piel, mi paso,
las amapolas giran entre tus pechos,
se hacen simiente roja
que hablará de nosotros
y del sendero de luz
en el que tantas veces
me he dejado morir.




F


lunes, 5 de julio de 2010

Tengo...





Tengo una mala costumbre: Tú.



viernes, 2 de julio de 2010

La sombra




La sombra tiene el detalle minucioso,
el silencio que guarda un pájaro
sostenido en la soledad de un cable.
A veces, sentado en el borde del misterio,
la tarde se hace de jirones
y en los dedos queda
una humedad oscura y de aroma dulzón
que tiene casi el color de la sangre.



miércoles, 30 de junio de 2010

R.E.M. - Nightswimming




Serena


Serena,
la
sombra
pronuncia
tu
nombre.
Su
beso
oscuro
sabe
ya
tu
destino.


martes, 29 de junio de 2010

El deseo...




El deseo tiene en la palabra un yugo interminable.
Él prefiere subsistir en las voces ocultas de la piel.



Del Libro "El Alhaquín"


jueves, 24 de junio de 2010

En la palabra grieta






En la palabra grieta se esconde una quimera.
Entre la luz, la herida sangra oscuridad de sombra,
en un muro de tapia duerme la sargantana
y tiene la araña latiendo su creciente daga.



Foto de J. A. Melendo


Miguel Poveda--Romance de la dulce queja (Cante i Orquestra)





martes, 22 de junio de 2010

Uno tras otro los verbos se apaciguaron




Uno tras otro los verbos se apaciguaron.
Llegó la lluvia. Las palabras vivían en las manos,
ellas sostenían cuatro verdades en aquella noche de verano.




lunes, 21 de junio de 2010

Todos tus recuerdos





Todos tus recuerdos están muertos.
La memoria no supo resguardarte.










F

domingo, 20 de junio de 2010

Después...







Después vino la eternidad en sus ojos,
los dedos recorriendo los mapas,
sintiendo las cordilleras,
los istmos, las islas,
el mar océano y sus nombres
como si cada renuncia de ella
fuera un nuevo descubrimiento de su cuerpo.






F



sábado, 19 de junio de 2010

jueves, 17 de junio de 2010

Alargo el amanecer





Alargo el amanecer.
Todavía duermes.
En cada esquina del alba
una rosa se deshace
pétalo a pétalo,
recordándonos.






F



martes, 15 de junio de 2010

Todo lo que olvido






Todo lo que olvido me espera.
Sin prisas, sin agobios, respirando.





domingo, 13 de junio de 2010

La rosa






Despacio...la noche dijo tu nombre y me heló la sangre.




Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total