ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Vendras en la noche










Vendrás en la noche
como las auroras,
a escribir en mi cuerpo
tu nombre.
Serás de sangre,
rumor de violáceo trueno,
alquimia de aceites
y flores salvajes.
Ahora,
que de nuevo
te nombro,
me estremezco.


F



lunes, 29 de diciembre de 2008

Reclámame en la noche





Reclámame en la noche el final del acoso,
tenme sujeto a tus brazos,
a la humedad de tus labios,
a tus calientes pechos.
Se la tierra, el zaguán del puerto,
el muelle que me espera,
cada uno de mis sueños,
el temblor estremecido del deseo.


F


Silvio Rodriguez Esta extraña tarde

domingo, 28 de diciembre de 2008

Es domingo



La música es como el día...





Es domingo, es verdad, los domingos tienen siempre el rumor de las horas oscuras del fin de semana y ese sabor en la boca que te deja el alcohol, el tabaco, el sinuoso sentido del tiempo nocturno todavía entregado a ti con imágenes que no se alejan sino que te piden un poco más de tu cuerpo y tus sentidos.
En los días de lluvia el silencio es una manera más de sentimiento, lo quebrado que te une a la realidad apenas se inmuta pero tú eres otro, más cercano a una película de cine negro o de la nouvelle vague francesa donde las palabras cobran su peso por su escasez. La lluvia se recorre todo lo que la noche no supo acabar de llevarse.
Es domingo, llueve, los tejados relucen en el grisáceo cielo…posiblemente esté triste, pero eso es otra historia.



F


Ay luna y donde quieras que estes(María José Hernández








He estado en un concierto de ella...me ha encantado.

sábado, 27 de diciembre de 2008

Cuando fuimos los mejores

Hay cadencia de mi boca en ti





Hay cadencia de mi boca en ti.
La espina de un rosal tiene mis labios,
sangran tu nombre
y se esfuerza el invierno en traer la lluvia.




F


jueves, 25 de diciembre de 2008

Seré





Seré de tu boca la última palabra,
un silencio póstumo en la noche oscura,
el lobo ardiente en el páramo,
la luz y su dolor de incendio
de un relámpago asesino.



F



martes, 23 de diciembre de 2008

ADDIO CUORE



ADDIO CUORE



Es posible que nunca me recuerdes,

¡que lejanas son las noches de la Piazza Navona!,

mi boca te pedía un poco más de fresa,

aquellos besos suicidas junto al Duomo de Milán,

tu reías mientras huías de los ojos de los demás,

ese andar desnudos, rebuscándonos entre las sábanas,

en aquel hotel, donde por la ventana,

sólo se veía el Gran Canal.

Hay veranos que se reservan un poco

de lo que nunca volverá.



(esos viajes en autobús...)


F



lunes, 22 de diciembre de 2008

Llegará





Llegará despacio,
sin el rencor de la bruma,
sola y silenciosa,
será esencia de la vida…
Llegará,
y tú despertarás de nuevo,
en la sutil gasa
de la aurora.



F


sábado, 20 de diciembre de 2008

Regrésame





Regrésame.
Sé la paciente Penélope encendida.
Agrieta el muro.
Acércate a mí, sé la sierpe.
Véndeme tu placer y tu deseo.
Arrincona este duelo de esgrima
que siempre nos debemos.
Sala las heridas con el sudor de nuestros cuerpos.
No busques el reproche antiguo.
Asiéntate en mi piel, rasga mi regazo.
Hazme tu tierra, tu bosque,
tu océano de dudas y destierros.
Crece enredada a mi vientre.
Piérdeme una y otra vez entre tus pechos.
Derrama el aceite y esa savia de lluvia y de silencio.
Ahora estoy desnudo.
Soy yo, el que te busca en todas las mujeres.
Llego de lejos, como siempre que regreso.
Tal vez me quede como entonces
o mañana tenga el instinto de ausentarme.
Ámame como siempre lo has hecho,
como si fuera el hoy el último pasaje.

F


jueves, 18 de diciembre de 2008

Ven de lejos










Ven de lejos e imperceptible abrígate en mi boca.

Recórreme despacio, lentamente,

sé la huella y la humedad extrema.

Ahora en tus labios se asientan mis sentidos,

todas nuevas y difusas sensaciones.

Ven a mi e ingresa en mi cama,

entre las sábanas te alzarás fecunda.

Sabes que todo lo que remuevas apenas te conoce,

quiero salvarme entre tus pechos

y hundir mi silencio

en la hondura deliciosa de tus sueños.


F


miércoles, 17 de diciembre de 2008

Es la hora del crepúsculo






Es la hora del crepúsculo

cuando los pájaros son la púrpura vencida de la tarde.

Todos los silencios se desperezan

cuando vienen en su cohorte de débitos

y en su rumor de ángeles

custodian este aljibe de lluvias.

Perezco entorchado en las lágrimas,

¡que rojo es el pulso de esta muerte anunciada!...

habré de salvarme en tu vientre,

como otros días en que me habitas.

Desnudo soy parte de lo cálido,

en tu piel el resto del mundo apenas me percibe

y enredado en tu vestido

soy el desafío último que te queda

para respirar el resto de la noche.



F



El silencio




El silencio es un ramo de rosas
que avanza perfumando las estancias.


F


martes, 16 de diciembre de 2008

Ahora seré silencio





Ahora seré silencio, silencio cubriendo las calles en una tarde de invierno, cuando nadie te espera, cuando nadie te aguarda salvo un plato recalentado en el precipicio de la oscuridad. Pero no me temo, no temo el poder devastador de los desiertos, ni este agreste páramo en que habito, ni esas manos que se llevan las arenas pueden servirme de excusa, como siempre las huellas son precarias teas que el tiempo borra.
Los astros son a la noche los puntos suspensivos del universo, con cada sueño puedo recorrer una galaxia y desde el cinturón de Orión vestir todas las lágrimas que en la noche de verano trae el bullicio de la muerte.
Siempre espero a Sirio, sé que de nada me va a servir esta muerte anunciada, pero su fuerza azulada, su titilar incesante, es como el bálsamo que me anuncia el quiebro…pongo los relojes a punto, escucho el ulular del viento, es posible que mañana al amanecer tenga una nueva herida en el costado y unas palabras hayan crecido en mi bolsillo.






F

lunes, 15 de diciembre de 2008

Desnuda y con sombrilla - Silvio Rodríguez

Sarabande Haendel

Y ahora que nada soy






Y ahora que nada soy,
apenas lo escapado
por el filtro del aire de tu respiración.
Ahora que no conmuevo
más allá que una hoja caída de los álamos,
puedo perder mi causa,
arrebatar la herida,
recogerme como la basurilla
que queda en los gabanes
dentro de un bolsillo…
Seré lo incierto de una noche,
lo que nunca se recuerda,
lo viejo, lo pasado,
quizás la última chispa
que recordará tu fuego.

F

domingo, 14 de diciembre de 2008

sábado, 13 de diciembre de 2008

Vendremos de lejos




Vendremos de lejos,
desde donde siempre hemos partido,
aunque en el borde de este abrazo
nos caben todavía
unas gotas de alcohol,
un vértigo sincero
y un poco de muerte.



jueves, 11 de diciembre de 2008

Renglón



El cojo sabe a ciencia cierta que sus pasos merodean el drama.


martes, 9 de diciembre de 2008

Déjame crecer en el silencio



Déjame crecer en el silencio.

Casi todo lo que hurga en mi memoria

tiene palabras que erosionan,

será la vida que crece en mi

con su hiedra de acero,

pasos y voces

que siguen humedeciendo el amanecer,

muelles de carga

donde un hombre, solo, fuma en solitario,

mientras un faro le acaricia el dolor

con su cálida mano en el océano,

allí, donde la oscuridad todavía le espera.


F


viernes, 5 de diciembre de 2008

Soy el abandono





Soy el abandono,
lo indudable,
lo pactado o infinito,
el réquiem de muerte,
el adagio de amor,
la urdimbre de un cuerpo,
la savia de un árbol viejo,
la musaraña de un sueño,
el sabor a pastis,
el pan que humea en su hogaza,
la voz que se silencia,
el sano escupitajo en mitad de una cara,
la valla en su herrumbre,
la cálida respuesta,
el abrazo fraternal,
el frío en el rostro,
la lágrima de invierno,
el deshonor de un olvido,
aquel amigo antiguo,
la carta amarilla,
el teléfono sin dígitos,
el banco de piedra,
el verdín de un charco,
la manera de ser del viento del norte,
la esgrima de Dante,
la respuesta siempre,
la parada de un bus,
la estación del sur,
el canto perdido,
el silbido errante,
la noche en su carne,
aquel amanecer que te estremece,
el desafío postrero,
la calma inusitada,
lo ingrato de un destierro,
lo feo de lo predecible,
el rayo que no cesa,
la angustia sin medida,
el beso húmedo y certero,
la piel estremecida,
el deseo...

F


miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mis dedos en tu boca






Mis dedos en tu boca,
en la humedad de tu lengua,
tus dientes rozando la piel
en el preciso instante
que tu deseo crece,
y ya no me ves,
me devoras....

F


Agonizo con la lluvia





Agonizo con la lluvia,
soy el relámpago aferrado a tu deseo,
y en este silencio de tardes perdidas
el otoño del bosque,
el vuelo de los pájaros,
la luz azulada del horizonte...
Tu gemido
creciendo incesante
entre los muslos.

F


lunes, 1 de diciembre de 2008

Paradoja






Paradoja del amor:
ser ramera de un deseo
que cobra de ti su precio.

F


domingo, 30 de noviembre de 2008

Serás..






Serás a mis manos el pan recién hecho,
caliente y húmedo del todavía.



viernes, 28 de noviembre de 2008

Te habrás de consumir






Te habrás de consumir en ese fuego.
Ya no seré la noche, sólo el incendio.



jueves, 27 de noviembre de 2008

Me habita un lago de olas silenciosas






Me habita un lago de olas silenciosas
donde el tiempo se funde con el agua.
Ahora soy la voz que te llama,
el pájaro encendido en la penumbra,
el bosque de hayas enrojecidas,
la lluvia en su tesón de tristeza,
el largo horizonte donde todo se conmueve.


Neruda...Pido silencio

martes, 25 de noviembre de 2008

En la sed de tu boca se culmina el alba







En la sed de tu boca se culmina el alba.
Ahora eres del fuego la herida,
el cansancio de los viajes,
la verdad en tus ojos oscuros,
el olor de la hierba fresca,
la cadencia de mis manos,
la savia del bosque,
el vendaval sin tino,
las lluvia sin matices...
Hay luces diminutas en tus ingles,
conducen sin dolor hacía el abismo
cuando sólo los dos somos un barco,
la esencia de una isla,
el final de un largo recorrido.





domingo, 23 de noviembre de 2008

Crepita el crepúsculo





Crepita el crepúsculo,
en sus dientes la tarde se ha consumido
mientras nosotros mirábamos el rápido pasar de las nubes
y en silencio, quedos,
apurábamos el último versículo de la luz.


F


viernes, 21 de noviembre de 2008

Preguntas




¿Cuánto silencio cabe en una sola lágrima?


¿Qué fuego sabe de las hélices de tu melancolía?


¿Qué puede hacerte olvidar lo que nunca fuimos?


¿Cómo olvidarme de que en tus muslos sigue fresca mi saliva?


¿Cuántas veces me preguntas sin hablarme?


¿Quién supo mejor que yo reconocer lo surcos de tu espalda?


¿Es verdad que la mentira con ginebra tiene rasgos de verdad piadosa?


¿Nunca me has amado más que aquella noche que estabas con otro?



jueves, 20 de noviembre de 2008

Sabes demorarte





Sabes demorarte en la tarde,
casi te dejas arrastrar por la sombra,
aunque habitas el lado amable de la hiedra
un reposo de silencio te aguarda,
en él mis manos abren surcos
donde los pájaros te cantan,
y tú te sostienes
colgada en el vértigo
que tu piel reclama.



miércoles, 19 de noviembre de 2008

Una lágrima






Una lágrima esgrime el valor de lo perpetuo.
Eterna como todo lo insaciable
vive en segundos todo el dolor del universo
y aunque su silencio es el de la lluvia
guarda el calor de lo inolvidable.

F

martes, 18 de noviembre de 2008

Si de esta soledad





Si de esta soledad,
quieta en el instante de tu marcha,
pudiera saciar las ganas de desaparecer
bajo esta agua tibia de la ducha,
y no pensar todavía en tus caderas
cuando te cimbreabas hacia mi,
ahora la casa estaría vacía,
nadie volvería a recordarnos,
y sólo los pasos perdidos
de nuestros cuerpos
llamarían a esto hogar.


F


domingo, 16 de noviembre de 2008

No sé donde he dormido el dolor de los muelles






No sé donde he dormido el dolor de los muelles,
a veces nos quedamos solos mirándonos
y entre los ojos vemos el sendero de los bosques,
la soledad de los pájaros contiene un sinfín de caricias.
Tomo tus manos tibias,
el azul pretérito del océano
se ha demorado en las canciones de las drizas
y en ese sabor dulce que tienen tus besos.
Un paso es una nueva incertidumbre,
aunque tu silencio vuele sobre mi
como una gaviota mira el horizonte.



F


sábado, 15 de noviembre de 2008

En las huellas la nieve avanza





En las huellas la nieve avanza,
cúbreme de nuevo con tus manos,
sáciame de tus pezones azules
y de tus labios rojos.
Ahora la noche es un demorado canto,
la brisa duerme
y los ojos de la luna
siguen abrazando nuestros cuerpos.


F



Sade - Love Is Stronger Than Pride

viernes, 14 de noviembre de 2008

Poema de "El error de las hormigas"





El deseo construye muros,
eleva casas,
habitaciones celestes
donde antes sólo había páramos…
edifica paisajes
para que el amor repose.


jueves, 13 de noviembre de 2008

Elton John - Sacrifice y Your song




Puedo ser la piedra



Puedo ser la piedra
donde el río se dejó su llanto,
esa marca pérdida que el tiempo lame
construyendo lluvia y fuego
donde antes sólo hubo silencio.

F


miércoles, 12 de noviembre de 2008

Será el otoño



Será el otoño,
pero es posible
que al recogerme
olvidara un nido de pájaros
entre los arbustos
y este dolor sea
el triste canto que no cesa.


F

martes, 11 de noviembre de 2008

Vendrás





Vendrás cerca de la lluvia,
colocando tus pies junto a los míos.
Hay un sendero de luz en el cielo,
un deseo que cruza el momento de silencio
y nos desnuda sin matices.
Seremos a la tarde un fiel regalo.


F



domingo, 9 de noviembre de 2008

Ahora





Ahora moriré contigo,
con esa muerte pequeña,
diminuta,
que trae la noche
cuando estás lejos.

F

Se yerguen ebrias las horas



Se yerguen ebrias las horas
y se mecen a mí alrededor
como gaviotas erizando la tarde.
Nada nos une,
hay un océano tan grande
entre nosotros
que aunque cruce la esquina y te vea
sólo serás la luz que enaltece el atardecer.
He vivido crepúsculos
que me han quemado el alma,
ahora crezco en la ceniza
como si una huella de abril
tuviera la humedad de la palabra,
o surgiera siempre con ella
un sincero desafío que me sucumbe.

F


sábado, 8 de noviembre de 2008

Hay un otoño que se enreda en los ojos de la lluvia



Hay un otoño que se enreda en los ojos de la lluvia
y me cala con su parsimonia de bosque
y su dolor de silencios.
Hay una ausencia,
la que dejan los pájaros
al abandonar los nidos,
la que deja un tren
al dejar atrás un andén vacío.
Todavía callo
cuando veo
en el horizonte
una línea fugaz
con el color púrpura del olvido.

F


jueves, 6 de noviembre de 2008

La noche





La noche es una marea
que te trae y te lleva.
En la madrugada
el naufragio está cerca.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

Soy parte de un desierto cuando me condena mi inocencia…






Soy parte de un desierto cuando me condena mi inocencia…

He llegado tan lejos
que incluso las cometas de mi niñez me esperan,
serenas y sin brillo,
ellas ya han visto lo que esconden las nubes
yo apenas me alimento de crepúsculos.

Puedo decidir sobre donde ir,
tengo unas monedas y un gabán no muy gastado
que puede recogerme en su anonimato.
Dentro tiene bolsillos,
allí guardo parte de mis recuerdos
como si fueran una flor seca o una carta antigua,
entregados a ser talismán de mis pasos
son lo último que mis huellas abandonan.

Será verdad que soy varios que desconozco.
Nada me trae más lejos
que el dolor incesante
o esta sensación de herrumbre
que mis huesos perciben con la lluvia.

Será verdad que hoy me debo a mi silencio.


F


martes, 4 de noviembre de 2008

Vierte el frío su dolor de nieve






Vierte el frío su dolor de nieve.
Casi en mis manos las rosas sangran.
Derríbame en la noche
como si fuera la última vez
que me derrotas...
los muelles del amanecer
apenas saben de nosotros
y entre las sábanas
somos el fuego,
el cálido verano,
las gotas que el ámbar
siempre recuerda.


F


lunes, 3 de noviembre de 2008

Me haré de noches








Me haré de noches.
Seré un lobo.
Oscuro.
Negro.
De este tizón de fuego,
arderá un bosque
y en su calima de humo
un rojo silencio
recordará mi ira.


domingo, 2 de noviembre de 2008

Envuélveme









Envuélveme en tu silencio.
La lluvia apenas me reconoce
salvo en el dolor de mis huellas.
No hay campanas que puedan alentarme
y el viento, sediento,
trae una tristeza que conmueve.


F


Dimitri Illarionov: "Un dia de Noviembre" by Leo Brouwer

sábado, 1 de noviembre de 2008

En todas las palabras






En todas las palabras
hay una memoria antigua,
y lo cierto cobra sentido..
se palpa entre los dedos,
te roza en la piel,
se huele, se saborea,
se ve...
hay una parte nuestra
presta a darle contenido
y un corazón dispuesto
a otorgarle la voz.



jueves, 30 de octubre de 2008

Donde está el asombro





Donde está el asombro,
allí, allí gime el viento.
En el crepúsculo soy tuyo,
una gota de sangre que conmueve,
la voz, el llanto,
el trueno que estremece,
el fugaz relámpago que canta.






miércoles, 29 de octubre de 2008

Soy de un desierto






Soy de un desierto habitado por almas.
Surge la lluvia y el silencio es húmedo.
Cada gramo que pierdo
se hace un nuevo cilanco
y allí es donde se refleja el cielo.



F



martes, 28 de octubre de 2008

Disperso al aire cada uno de mis versos








Disperso al aire cada uno de mis versos,

es posible que al caer del cielo sea la lluvia

o la nieve que en copos se estrella contra el suelo.

Soy apenas nada,

el eco último de una voz antigua,

la huella de un silencio herido,

la brisa húmeda del mar,

el viento frío en el páramo,

cada una de las gotas de rocío

que al abrir los ojos sientes en la cara,

el latido lejano del fuego,

el pájaro que en soledad te abriga...

o eso o a lo mejor

la caricia que todavía te debe el tiempo,

la luz de ese faro que te envuelve

los veintiún gramos de tu alma..



F



domingo, 26 de octubre de 2008

Tu boca






Mis dedos saben de tu boca:
no hay mejor océano que ella
para descansar mi lengua.


viernes, 24 de octubre de 2008

Desnuda serás como la nieve









Desnuda serás como la nieve
un copo tras otro fundido entre mis dedos.
Hay ardientes cálices donde beber veneno
y un sudor de llamas ilumina la noche.

Detrás del alba
un reguero de susurros me abandona,
las hélices del tiempo
huelen el incienso,
a veces,
cometen el error de traerme flores.

Ebrio del color de las corolas
aún quedan cenizas en el jardín dormido,
mis manos guardan rastros de la luz
que la noche dejo entre nosotros.



jueves, 23 de octubre de 2008

Hay luz y silencio







Hay luz y silencio.
Una luz abierta al amarillo reflejo de una vela.
Un perro estridente.
Un gemido lejano.
Quizás un coche abrevia la avenida.
La noche es luna llena.
El frío se abriga en soledad.
Tú eres la luz.
Yo sigo siendo el silencio.


F


Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Etiquetas


Páginas vistas en total