ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

martes, 9 de diciembre de 2008

Déjame crecer en el silencio



Déjame crecer en el silencio.

Casi todo lo que hurga en mi memoria

tiene palabras que erosionan,

será la vida que crece en mi

con su hiedra de acero,

pasos y voces

que siguen humedeciendo el amanecer,

muelles de carga

donde un hombre, solo, fuma en solitario,

mientras un faro le acaricia el dolor

con su cálida mano en el océano,

allí, donde la oscuridad todavía le espera.


F


6 comentarios:

irene dijo...

En Coruña he descubierto el embrujo de los faros, su silencio, su soledad, perdidos en la inmensidad del mar...
Un beso.

Maria Varu dijo...

Es el silencio lugar de hallazgo, de encuentro con lo que uno siente, con lo que uno tiene, con lo que uno es y si existe un faro, una luz, un destello, un candil, un resplandor… la oscuridad lo único que hace es mostrar con más lucidez hacia dónde dirigir los pasos.

Feliz andadura.

Bel dijo...

Me gusta esa imagen. El faro acariciante. Sí, una luz, en ciertas oscuridades, acaricia en el dolor. Muy hermosa.
Un beso.

MarianGardi dijo...

Fernando cuando te pones romántico estas irresistible. jejeje Vas del extremo erotico al romantico como un malabarista del amor. Hay que quererte por cojo-lines jijiji

Tesa dijo...

Los solitarios interiores se desgarran por dentro e hilan poesía tras poesía para aliviar el dolor de vivir con los sentimientos a flor de piel, porque no todos tienen un faro a mano que los acaricie.

Un abrazo, Fernando

albalpha dijo...

Crecer en el silencio, es necesario.

Besos

Alba

Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total