ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

lunes, 28 de noviembre de 2016

FAROS XXXVIII











Como todos los silencios regreso de la noche.
No me olvido de las estelas
en que me deshago en la oscuridad,
ni del respirar a golpes de morse
en una infatigable melodía
que clama al horizonte.
Detrás de las mareas
siempre hay para el ahogado
una nueva senda.
Es verdad que el océano no perdona,
es el ciego señor
que cuando respira se desata la ira.



f.














lunes, 21 de noviembre de 2016

FAROS XXXVII












Empaparme de lluvia...vivir en silencio.
Respirar el amanecer y vestirme
con la sencilla urgencia del tañido lento de la luz.
Sé que vuelven mis pasos a inundarse de murmullos
y que crezco en las palabras como una vela al viento.
Me lleva un sonido de tormenta, un pasar de nubes...
aunque la argolla de un muelle,
la branza de los condenados,
me sujeta eternamente a la orilla
y desde los arrecifes diviso el horizonte...
ahora apagadas, quedan en mi mente
las sílabas de un fuego nocturno que ilumina el faro.


f.











lunes, 14 de noviembre de 2016

FAROS XXXVI










Previo a todos los amaneceres,
en medio de la oscuridad de la noche,
el mar se pregunta por ese fuego difuso
que acaricia su sombra con un vaivén constante,
con un orden que lo hace estremecer.


f.










lunes, 7 de noviembre de 2016

FAROS XXXV










Mi instinto es agreste

como el de los farallones del abandono

y del vértigo que es dueño de los pájaros.

Soy en la noche la luz que te nombra,

un morse que repite al infinito

las sílabas de tu nombre.


f.














lunes, 31 de octubre de 2016

Faros XXXIV












El aroma de tu cuerpo enciende la noche,

sin prisas se despereza tu piel

y se deja llevar por la melodía de mis manos.

Me acosa el mar y yo habito una isla solitaria

donde ilumino al respirar la cercana oscuridad.



f.








lunes, 24 de octubre de 2016

Faros XXXIII










Tendrá la noche una melodía inolvidable,

rastros prolongados de luz

y la oscura humedad del océano.

Dentro, donde duele,

allí he dejado la lumbre que te nombra.


f.






Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Páginas vistas en total