ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

miércoles, 21 de julio de 2010

No fueron unas monedas las que trajo el ángel







No fueron unas monedas las que trajo el ángel,
en su silencio solo había tiempo.
Un silencio que se habitaba de la humedad de sus ojos.
Es triste mirar al mar y sentirlo horadando a diario la playa
como un niño solitario jugando entre las dunas,
con la voz abierta de esas palabras que nos trajo aquí,
y sin embargo, con la sabiduría necesaria para ya no esperar nada.




Fotografía de M. Ángel Latorre


1 comentario:

ybris dijo...

Quizás sea al revés y sea el tiempo el que nos trae los ángeles.

Un abrazo.

Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total