ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

lunes, 30 de marzo de 2009

Alargo mi voz






Alargo mi voz y llega hasta las puertas de tu cama.
El viento es un susurro, apenas eso,
sin embargo tan lejos de tus ojos
y tan cerca de tu cuerpo,
voy llegando despacio…
Sin tiempo, sin medida.


Seré





Seré la sed, ese deseo de tus labios en la ausencia.



F


domingo, 29 de marzo de 2009

Sólo





Sólo Penélope teje con mis recuerdos el futuro.




F


viernes, 27 de marzo de 2009

A veces...






A veces mi lengua sólo se reserva la humedad de mi saliva para recorrerte....



F


miércoles, 25 de marzo de 2009

Unas pocas palabras






Unas pocas palabras se han hecho noche,
esgrimen el valor de un cuchillo,
el tintineo con que despiertan los olvidos.




Del libro "El Alhaquín"




F


Pablo Milanés/Víctor Manuel-El breve espacio en que no estás

lunes, 23 de marzo de 2009

Deletreo tu nombre





Rescato de la noche una palabra:
Deletreo tu nombre
como si fuera una estación pérdida en el otoño.
Cada vocal tiene el aroma de las corolas ebrias
cuando me pierdo entre tus pechos
y gimes devota de mis labios,
en las consonantes reverdece el rumor del viento,
la lluvia incesante, la herida devoradora,
la canción que de tu boca lleva mi sangre.





Paraules d´amor - J.M.Serrat

F


domingo, 22 de marzo de 2009

Hay días que crecen en el viento





Hay días que crecen en el viento
y se hacen con la humedad de los susurros.
Cuelgan al amanecer su cartel de no hay billetes
mientras tú esperas al mediodía,
esperas a la tarde, a un nuevo crepúsculo,
pero nadie te ha invitado
a guarecerte entre sus manos
y al final, el día se va en el horizonte
como las aguas de un río cruzan los puentes…
turbias, calladas, profundas.



F


sábado, 21 de marzo de 2009

Atila será un poco más Atila cuando se vaya





Atila será un poco más Atila cuando se vaya
y ya no galope por Roma en el invierno,
ni dibuje con tristeza un nuevo incendio en su mirada.
Tan sólo volverá a ser él
cuando saque su espada de filo generoso,
corte su piel, deje brotar su sangre
y por cada gota que regrese a la tierra
invada otra ciudad, saquee otro reino,
deshaga un viejo imperio…
El azote de Dios,
se sigue alimentando del miedo.



F


jueves, 19 de marzo de 2009

Soy de la noche







Soy de la noche y duermo en su desván de astros,
trazo sin miedo la línea de la llama,
el fulgor exacto donde muere el silencio
y canto con voz de las palabras
al incendio y su humedad,
como si en tu cuerpo la lluvia fuera de mis labios.



F



martes, 17 de marzo de 2009

Un tren...





Un tren me llama por mi nombre,
pero oculto en el jardín
dejo pasar la hora de su marcha.
Mientras, ella y la noche me esperan.




Poema de "El error de las hormigas"






F


domingo, 15 de marzo de 2009

Azul tu boca..





Azul tu boca, suave condena,
un labio herido, otro de humedad plena.
Casi es vencida la noche
y tu mirada sustenta todavía un viaje.
Hay lugares donde perderse sólo trae resaca
y aún así todavía tus palabras anidan mi nombre
mientras abres poco a poco tu escote y el doble de tu falda.



F


Desnuda y con sombrilla - Silvio Rodríguez

sábado, 14 de marzo de 2009

Somos un tiempo





Somos un tiempo,
un ir y venir de los silencios,
el paso, su huella,
una humedad prendida a los zapatos,
el calor tenue de días y de noches.
Ahora, después de todo,
aquí en este lado del desierto,
me siento en el vacío
donde anidan huecas las palabras
y voy pintando de luz y de sombras
todas las emociones que me invaden.




El tiempo, el implacable, el que pasó - Pablo Milanes


F



jueves, 12 de marzo de 2009

Hay una línea




Hay una línea azul que el mar esconde y que sólo la habitan las gaviotas.



Del libro "El Alhaquín"


martes, 10 de marzo de 2009

Resurjo del viento






Resurjo del viento, soy sincero en el esbozo de la noche
y ardo en las premisas como un nuevo astro fugaz e inaccesible.
Me delato en lo impreciso aunque en la palabra sea el ascua, su llama,
y vierta el dolor de los silencios
en una inagotable lluvia delatora y descarnada.
Cruzo los puentes y pido descalzo con las manos abiertas,
apenas nada, veinte gramos de ternura,
a cambio de ese verso en el espliego,
un ramo de rosas encarnadas
o ese beso de azules que todavía guarda una barra perdida.





sábado, 7 de marzo de 2009

Dos más dos dejan de ser cuatro







Dos más dos dejan de ser cuatro
cuando de tus labios surge una palabra,
y construyes con ella un muro
por donde alzarte sobre las cosas que te nombro
o una escalera para subir tan cerca de mi
que puedas besarme en medio de la noche.




F




EL Barrio...porque sin ti

viernes, 6 de marzo de 2009

Dime algo que no sepa





Dime algo que no sepa, estás en confianza, el bar casi vacío, ya sabes nadie nos molestará hasta dentro de una hora cuando cierren y nos pongan las sillas levantadas sobre las mesas vecinas. Suena Eric Clapton lejos, no lo escuches si te pone triste y dame tus pequeñas manos que están frías como la noche, esta noche de invierno en que el viento es demoledor y nos deja más tristes, más silenciosos, más náufragos que nunca.
Bebe a sorbos el penúltimo ron, deja que mis dedos te acaricien, que los pase por tus labios como queriendo borrar esas palabras duras y cuéntame como vas a superar la lenta monotonía en que te ahogas o este pasar la vida sintiendo que todo está a punto de desmoronarse como un castillo de naipes…cuéntame y siente como el ron te reconforta aunque sea un momento y como mis manos te dan un poco de esta sensación que nos une en una noche cualquiera de marzo.







F


martes, 3 de marzo de 2009

Un tren...






Un tren parte al horizonte púrpura del atardecer.
No sé por qué hay tanta tristeza en los pájaros.
Sólo dura unos minutos
pero diría que hemos envejecido diez años.



Del libro EL Alhaquín



F


domingo, 1 de marzo de 2009

Derríbame varias veces hasta que te respire…






Derríbame varias veces hasta que te respire…


Hay algo en la piel que trae la noche,
un demiurgo hermético asciende por la sangre
y se disuelve en las palabras,
se hace de ti y de tu boca,
saliva caliente derrumbándome.
Algo de lo que me evita me busca,
trae su aroma de pétalos,
la humedad de la sombra,
el color enrojecido de la carne fértil,
el sabor de todos los deseos,
la especia predilecta,
el quehacer sin rumbo de los ojos ciegos,
esa hora eterna donde devorarnos.


Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total