ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

martes, 29 de noviembre de 2011

Esta mañana



Esta mañana he pasado por delante de tu casa,
era temprano y te he imaginado sola en la cocina,
con una bata que recogía tu cuerpo descansado.
Entre tus manos tenías una taza caliente de café,
sí, ya sé que no te gusta el café,
pero a esas horas y con este otoño frío
¿qué hay mejor que un buen café?.
Los demás dormirían todavía, seguros por ti.
Afuera, una ligera bruma manchaba la mañana
con un aire de tristeza equivalente al silencio.


domingo, 27 de noviembre de 2011

Tan difícil...



Tan difícil como horadar la piedra,
mis palabras cruzan un largo camino
y se deshacen ante ti.
Todo lo que diga
no podrá cambiar tu deseo de olvidarme.


viernes, 25 de noviembre de 2011

No hay pieles...



No hay pieles que conserven el azar
ni la sutil promesa de un abrigo.
No hay amantes que desnudos frenen el dolor
si este no se ha sabido conjugar en la soledad de su confesionario.

Quedan los pasos contados que hay entre los dos.
Mi casa se abandona al atardecer
y la tuya inaugura los amaneceres
con el sabor imprescindible del pan recién tostado.

Nunca lograremos hacer un convenio.
Puede que esta lluvia precise unos segundos de silencio.
Puede que tu mirada sea el reflejo último
y desesperado por acariciarme
sin más tapujos que la ley del tiempo.
Pero puede también que yo no tenga nada más
que esta piel, este deseo,
esta sincera soledad que compartir contigo.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Después del humo y la ceniza


Después del humo y la ceniza,
recogeremos las palabras y los versos
o ese silencio
que el cuerpo necesita
tras una gran batalla.


domingo, 20 de noviembre de 2011

Sólo un rumor...



Sólo un rumor de palomas blancas traerá el alba.
Yo sigo esperando el edén,
pero la noche sigue ejecutando sueños.


viernes, 18 de noviembre de 2011

Te amo...


Te amo sin más paliativos que la soledad,
en su luz oscurecida cabemos los dos
y entre las flores del amanecer deberemos rescatarnos
para obviar el poder inagotable de nuestro silencio.


miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿Qué pasión...


¿Qué pasión no guarda
unos centímetros de olvido
en la última noche
en que la trajo el amor?


lunes, 14 de noviembre de 2011

Detrás de la ventana



Detrás de la ventana, quizás como siempre,
amanece con el ocaso de mis manos en tu cuerpo.
En las calles camina el otoño
y los primeros gabanes que cubren la mañana.
Tomamos un respiro.
En tu mirada una brizna del azul oscuro de la noche
y un horizonte derrocado de estrellas silenciosas.
En mi cuerpo el resto de una marea
como un barco llegando del Gran Sol al puerto del alba.


sábado, 12 de noviembre de 2011

Quiero sentirte así



Quiero sentirte así,
ansiosa de mi piel y de mi boca,
aunque esto no sea nada más
que una noche sin prefijos
y tú y yo apenas tengamos
nada más que decirnos.


jueves, 10 de noviembre de 2011

Después de la pasión



Después de la pasión, en tu silencio, te pregunto:
¿Cuántas hembras caminan por tu cuerpo?
Siempre me miras y me dices:
es el deseo que ellas me dejaron.


martes, 8 de noviembre de 2011

En el claroscuro dela tarde




En el claroscuro de la tarde
tu cuerpo se hace estatua.
Apoyada en la ventana,
baja por tu espalda una cascada de ámbar.
Mientras yo admiro tu desnudo
y tus ojos se pasean por la deshabitada avenida,
me pregunto hasta cuándo tendremos estos instantes
bendecidos por la fortuna.
Un desgranado verano nos sostiene en la ciudad solitaria,
sus noches de azul cobalto son eternas
y en su duna dorada crecen las mañanas
al ritmo impagable de las caricias.
Apenas pasan las horas y los días,
todo es un tobogán donde respiro tu aliento,
beso tu piel, sueño tus sueños, hacemos el amor
y me hundo en tus risas como un gato en el regazo.
Es lo más parecido al cielo que conozco.




domingo, 6 de noviembre de 2011

Me recojo en tus manos




Me recojo en tus manos.
Allí, olvidado del mundo y su silencio,
oigo respirar el mar.



viernes, 4 de noviembre de 2011

Alargué la mano








Alargué la mano,
tu piel tibia se dejó de silencios
y vibró anhelante.
En la oscuridad,
la llama nos hacía
despejar todas las dudas.








miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tu boca




Tu boca sabe al caolín que dejan las tormentas de verano
y en ese juego de tus labios con los míos,
apenas queda lugar a los recuerdos.

Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total