ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

jueves, 29 de abril de 2010

34º C






Treinta y cuatro grados centígrados.
En mitad de la plaza cantan los pájaros y juegan los niños.
Es abril, se derrama la luz por la fronda de los árboles.
En las terrazas se habla con la voz reposada que da beber cerveza bien fría y comer frutos secos.
Miro tu vestido, tus formas siguiendo las líneas blancas y negras que se pierden poco a poco al alejarte...todo se consuma en una tarde.



F


martes, 27 de abril de 2010

sábado, 24 de abril de 2010

Agua sexual de Pablo Neruda



Rodando a goterones solos,
a gotas como dientes,
a espesos goterones de mermelada y sangre,
rodando a goterones,
cae el agua,
como una espada en gotas,
como un desgarrador río de vidrio,
cae mordiendo,
golpeando el eje de la simetría, pegando en las costuras del
alma,
rompiendo cosas abandonadas, empapando lo oscuro.

Solamente es un soplo, más húmedo que el llanto,
un líquido, un sudor, un aceite sin nombre,
un movimiento agudo,
haciéndose, espesándose,
cae el agua,
a goterones lentos,
hacia su mar, hacia su seco océano,
hacia su ola sin agua.

Veo el verano extenso, y un estertor saliendo de un granero,
bodegas, cigarras,
poblaciones, estímulos,
habitaciones, niñas
durmiendo con las manos en el corazón,
soñando con bandidos, con incendios,
veo barcos,
veo árboles de médula
erizados como gatos rabiosos,
veo sangre, puñales y medias de mujer,
y pelos de hombre,
veo camas, veo corredores donde grita una virgen,
veo frazadas y órganos y hoteles.

Veo los sueños sigilosos,
admito los postreros días,
y también los orígenes, y también los recuerdos,
como un párpado atrozmente levantado a la fuerza
estoy mirando.

Y entonces hay este sonido:
un ruido rojo de huesos,
un pegarse de carne,
y piernas amarillas como espigas juntándose.
Yo escucho entre el disparo de los besos,
escucho, sacudido entre respiraciones y sollozos.

Estoy mirando, oyendo,
con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma
en la tierra,
y con las dos mitades del alma miro al mundo.

y aunque cierre los ojos y me cubra el corazón enteramente,
veo caer un agua sorda,
a goterones sordos.
Es como un huracán de gelatina,
como una catarata de espermas y medusas.
Veo correr un arco iris turbio.
Veo pasar sus aguas a través de los huesos.




martes, 20 de abril de 2010

Del duelo frío de la lluvia






Del duelo frío de la lluvia,

de sus dedos finos,

de su dintel de muerte.

Del beso que como una telaraña lo cubre todo,

del mar sin barcos, sin pájaros, sin mareas.

De la tierra hervida en su desierto,

en un páramo de arcillas y salinas.

De la noche erguida sobre el hielo,

sin astros, sin luna,

con el velo oscuro de las nubes negras.

Así, como de un nombre olvidado por el tiempo,

trae el escalofrío la quietud de la espera,

la hora nona donde el adviento es el invierno.





domingo, 18 de abril de 2010

La tarde dibujó su metáfora







La tarde dibujó su metáfora.

Las nubes eran reflejo de las sombras.

Un hilo rojo enardecía la última mirada al horizonte.

Tú crecías oscura, húmeda,

entre los bordes cálidos de mi piel,

eras el dolor de la sangre

mientras enredada en mi cuerpo

me sometías a un salmo cercado por la dulce muerte.





F


miércoles, 14 de abril de 2010

Hoy






Hoy el tiempo no es tiempo, solo su lado más triste.





martes, 13 de abril de 2010

La luz ordena el mundo






La luz ordena el mundo.

Crea las distancias,

enumera,

clasifica,

colorea,

responde,

habla...

después el hombre agoniza.

La verdad tiene en el amanecer su aromática rosa.





domingo, 11 de abril de 2010

Es cierto




Es cierto que me equivoco muchas veces.

Es cierto que a veces me ciega la ira,

siento el dolor de mis debilidades.

Perdonadme.




jueves, 8 de abril de 2010

Hay muelles




Hay muelles sin palabras:
tu boca, tu mirada,
la certeza de tus pasos,
ese certero centro de mi deseo.





De el libro El Alhaquín


domingo, 4 de abril de 2010

Escucha la voz...




Escucha la voz, el miedo tiene un sudor reconocible,
quizás la soledad tenga una lágrima que encierre un mundo propio.




Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total