ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

martes, 28 de abril de 2009

Habito





Habito una sombra oscura que me habla,
soy una mancha más en la pared
cuando me muevo y el sol me da de cara.



F



domingo, 26 de abril de 2009

Ebrio






Ebrio puede ser una palabra
que encierra de abril sólo un pasaje,
el terreno donde anidan las mentiras
o los instantes previos a la lluvia.
En ti se resguarda el día,
crea matices
y hace de la tarde un tañido inconfesable.
Es posible que todo sea en vano,
me estoy yendo lejos
y tú todavía te preguntas
por el aroma de los jazmines y las rosas.



Foto de José Antonio Melendo


viernes, 24 de abril de 2009

Es tu boca...





Es tu boca la que me trae la salina sensación del desembarco



miércoles, 22 de abril de 2009

Sólo somos del desnudo el naufragio





Sólo somos del desnudo el naufragio,
la parte honda en que la humedad se trasmite
y deja su palabra como oscura sombra y ajena luz.

Tenemos el soplo de la noche,
la brisa que enciende el refugio de los barcos,
los muelles donde descansan los desiertos
y se hacen del bronce,
del arrullo de sábanas y murmullos.

Ardemos de nuevo cada noche.
Sin resquicio, la grieta del amante se hace fuego,
y es silencio en el incendio,
silencio encadenado.

Puedo ver el humo depositar su lava,
ser de la ceniza el cristal donde germina
y esperar siempre en medio del océano,
para caer de nuevo en los acantilados donde se despierta el alba.



F


lunes, 20 de abril de 2009

Recorro la distancia





Recorro la distancia y soy del relámpago la última palabra,
quizás la que preludia la llegada del fuego
o ese silencio apretado en los segundos
que siempre trae el trueno.
Acaso la lluvia es diferente cuando mansa pastorea en el otoño
y se hace cicatriz de gruta en la roca gris del invierno,
o nieve hermética circundándolo todo.

Pero esa no es la lluvia que yo nombro,
esa no tiene los tambores,
ni el grueso de las nubes descarrilan
en un esfuerzo recio y ponderado del tren de la tormenta.
Gotas de llamada que florecen transparentes y alumbran las aceras,
se hacen flores en el campo
y llenan de charcos y mundos habitables todos los caminos…
Esa sí, esa si es mi lluvia y mi tormenta.







F


domingo, 19 de abril de 2009

De irse conozco los conceptos






De irse conozco los conceptos,
el demorarse entre las palabras,
la tibieza de las manos,
el mirar al otro respirando hondo…
Y es un viaje que nunca se extraña
pero que deja en la carne lo trémulo de la ausencia,
el escalofrío de su mirada en tu espalda,
las huellas del calor de su cuerpo en el abrazo
y el sabor en la boca de un último beso.





F


viernes, 17 de abril de 2009

Eras de entonces, un camino abierto






Eras de entonces, un camino abierto,
senda de donde todo nos habita
y la pequeña sensación de la ternura
crecía entre tus dedos,
en esa mano temblorosa y fría.

Puedo declinar los verbos que tu cuerpo poseían
y erigir los adjetivos
en los que mis labios te daban su humedad,
así y todo y aunque el tiempo
posee siempre su propio criterio de abandono,
la lluvia puede ser incesante como tu voz
y retornar a las plazas y calles de la ciudad dormida.




F


jueves, 16 de abril de 2009

Tiene la ciudad un camino nocturno






Tiene la ciudad un camino nocturno
de escaparates apagados,
charcos de lunas encendidas
y taxis con sus luces verdes
oteando la avenida.
Podemos buscar algo con que escapar,
bares de música alta y alcohol
o sonreír en los pequeños alardes de la amistad
mientras nos sentamos tomando café,
y sin embargo, profunda y oscura
la noche se hace de nosotros
y gira buscándonos dentro
para hacernos más humanos,
más desinhibidos,
más cercanos,
rozándonos dentro,
pero temerosos en el fondo
de que una mirada descubra en el otro
las pequeñas mentiras que escondemos.





miércoles, 15 de abril de 2009

Soy del deseo...



Soy del deseo
la parte más noble,
la que arde,
la llama,
el fuego,
la brasa,
el humo,
la ceniza...
el olvido.




F


martes, 14 de abril de 2009

Soy lejanía...





Soy lejanía...
Es cierta esta sensación de abandono,
la promiscuidad de la tristeza
se agolpa por los poros y se hace senda,
ruta derruyendo todos los caminos que atraviesa.
Me iría solo, lejos, allí donde reina el silencio,
con un río de márgenes difusos,
un puente cercano,
la brisa removiendo los árboles,
los pájaros y la soledad
en la que hoy me asiento.






F


domingo, 12 de abril de 2009

Un pájaro...






Un pájaro vuela hacia el horizonte,
en ese viaje siempre se lleva la melancolía de los bosques.




F


viernes, 10 de abril de 2009

Cuanta soledad




Cuanta soledad tiene la luz
en el instante en que escribe con su daga
un nombre en la pared.




martes, 7 de abril de 2009

Seré de la sierpe





Seré de la sierpe, la huella cruzando la nevada.
Hay rastros de ti entre mis ingles
y el eco de una condena a esperarte cada amanecer.




lunes, 6 de abril de 2009

La humedad..





La humedad de una huella está en el recuerdo



F



sábado, 4 de abril de 2009

Y entonces






Y entonces el péndulo fue el fuego,
ardió el mijo,
un viento con tu nombre,
una cama en el incendio,
tu cuerpo sudoroso,
el mío agotado,
el silencio del alba
la lumbre y la llama del deseo.




F


jueves, 2 de abril de 2009

Calculo, pienso, siento, sueño...





Calculo, pienso, siento, sueño...
hay una parte de ti que me conmueve,
las sombras que me susurran
son la cadencia de la espera,
la lluvia imprecisa en que me despierto
sin saber de ti más que el peso de tu ausencia.




F


miércoles, 1 de abril de 2009

Y esta vez mi lengua





Y esta vez mi lengua
tiene todavía el recorrido de tu cuerpo en sus papilas,
ese sabor de la vainilla tibia
y del estremecido jugo salino de tu placer salvaje.


Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total