ESTRAVAGARIOSIGLO21

ESTRAVAGARIOSIGLO21
ESCRIBO PARA REDIMIRME DE MI MISMO

Contribuyentes

lunes, 29 de septiembre de 2008

Devuélveme









Devuélveme al silencio de los mástiles,
esa tenue zozobra en que te nombro,
mientras la dársena
calma todos los fugaces instantes
en que no me habitas.



domingo, 28 de septiembre de 2008

Sólo lo impronunciable





Sólo lo impronunciable
trae a mi boca
el sabor a canela
como si en tu nombre
las especias crearán
una nueva
categoría de sabores.




viernes, 26 de septiembre de 2008

Un faro de Cádiz








Un faro recoge lo impreciso,


lo nocturno que el mar


abraza en su silencio.


Es tibia la mirada,


suave la brisa,


una larga caricia


que en su luz arrastra.


Abandonado,


siento la soledad


como me arrastra


con la voz


que sabe estremecerme.

F

jueves, 25 de septiembre de 2008

Que precisa..






Que precisa puede llegar a ser una lágrima

en el intervalo de un largo silencio.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Enhebra entre tus pechos





Enhebra entre tus pechos
el vuelo puro de un pájaro,
sentirás en el azul de tus pezones
su aleteo y su murmullo.
Tu cuerpo enardecido,
tu piel devota,
ebria la noche,
la lluvia y el relámpago
inundándolo todo.



martes, 23 de septiembre de 2008

Cuando me ames






Cuando me ames
cruzarás todos los puentes.
No habrá miedo en el abanico de la noche,
sólo tendremos el calor en la piel,
las respuestas precisas al deseo,
y el vuelo de los pájaros
anidando en la oquedad del alma.




Aún siento






Aún siento el murmullo de tu voz diciéndome al oído…sigo contigo.


F

Surf en El Algarve




¿Cuándo nos llegará la buena ola?





lunes, 22 de septiembre de 2008

domingo, 21 de septiembre de 2008

Mis palabras callan








Mis palabras no son más sentidas que las tuyas,
quizás las mías callan cuando cantan los pájaros.


F

.....................





Olvidémonos de que alguna vez fuiste el deseo.



viernes, 19 de septiembre de 2008

LaOrejaDeVanGogh:SonetoXLIVPabloNeruda(2004)

Para hablar de este amor










Para hablar de este amor, Neruda sólo me regaló
un racimo de luces recorriendo tu vestido,
como si el crepúsculo fuera un amante
y tú la poseedora del último rayo del ocaso.
Para hablar de ti, Cernuda me dejó el amargo sabor
de reconocer que nunca hemos podido vencer la desolación,
y que en el punto donde nace la verdad
las ausencias y el olvido son el peor destierro,
la condena explicita de que todo se acaba,
sin más ni más, eternamente.
Quizás García Montero, mientras se fumaba una tarde
en una de sus plazas de Granada, tuvo a bien
acercarme al placer del deseo contenido en una mirada,
ese que nace al ver pasar a alguien como tú,
durante veinte o treinta segundos interminables,
y luego ya no es el deseo, pasa a ser nada,
una sombra detrás de tanta gente,
dejándome varado en la amargura
como a las barcas errantes en la arena silenciosa.
Todos los poetas que no puedo nombrar me han hablado de ti,
me han enseñado a sentir la esperanza y el miedo, si te amo.
Amar es tan hermoso, tan duro e impreciso,
que si te miro a los ojos caen todas las metáforas.
Si me quedo sin palabras,
sólo tengo tu mirada, el fuego que en silencio
nos une y nos ata
como un sortilegio,
como un milagro: que tú me ames.



Poema ya publicado en abril de este año.







Reflexión


El día no trae gran cosa, una humedad que circunda el otoño y esa sensación de que el tiempo nunca es amigo de nadie y siempre arrastra un poco de tristeza entre sus dedos fríos.
He abierto varias cajas, todas guardan pequeños tesoros de mi vida, en una he encontrado una infinidad de postales y cartas, entonces, en cada viaje, había que escribir a los amigos y que se viera bien que te acordabas de ellos en plenas vacaciones, ahora casi nadie envía postales, casi nadie escribe cartas, para bien o para mal el móvil y el internet ha sustituido al correo postal.
Al leerlas me he sonreído, me han venido viejos alientos, recuerdos, mujeres hermosas que han pasado por mi vida como un soplo, algunas que todavía me duelen y otras que me da pena no haber vuelto a saber más de ellas.
La amistad y el amor ahora cabalgan a la velocidad de la luz y en su intensidad lleva lo fugaz y lo efímero a lo que estamos abocados.




Neruda en el corazón...35 años de su muerte 23/9/08




Carmen París canta el poema "para que tú me oigas"

jueves, 18 de septiembre de 2008

Te sé






Te sé un reguero de amapolas respirando.
Roja sangre donde humedecer el deseo y la vida.
Podrás abatir todas las tormentas,
el relámpago a veces lamerá tu cuerpo,
en el incendio me habitas
y en esa lluvia
pretendo encontrarte
unos gramos de felicidad.




Serás la noche....



Ir a oírla



Serás la noche.
Lo nocturno.
El cabo de la gabarra.
La branza donde esperarte.
El lugar recorrido por el faro.
Su luz en la caricia.
La atalaya encendida.
La mano en el agua.
La zíngara desnuda y el dolor del violín.
Casi una ocarina en mi cuarto.
La tibia sensación
de un leve beso en los labios.
El lado donde ya no hay rencor.
La hembra que me hace cerrar los ojos.
La herrumbre del deseo y su materia húmeda.
El cuerpo caliente entre las sábanas.
El sudor y su respiración.
La lengua que me lame.
Los dientes que me erizan resbalando por mi piel.
El sexo duro, el sexo dulce, el sexo salado.
La agonía, el sueño, el vaho de la boca…
los instantes en que sólo soy un rocío en tu piel,
el posible amanecer…algo del silencio…lo turbio y lo sencillo.
Serás la pasión…serás el amor.


F

martes, 16 de septiembre de 2008

En mi mano cabalga un tumulto






En mi mano cabalga un tumulto,
un incendio que te busca.
Trémulo,
el tiempo se deshace
cuando mi boca hace de ti un páramo
donde crear oasis
o al esperarte
se desliza la arena humedeciendo
todo lo que mis dedos tocan.


lunes, 15 de septiembre de 2008

Noches de hotel








Hay noches que guardan la simiente del deseo.
En sus aledaños cruzan las palabras como susurros
y la piel se eriza, expectante y deseosa
ante el cosquilleo de la sangre
y el sabor arenoso de la boca.
Todo se transforma. El cuerpo es agua recogida
entre las manos ardientes del amante
y la humedad de los labios dibuja interrogantes
que en la mañana apenas podrá recordar.
En la habitación del hotel, los muebles silenciosos
son los arrabales donde respirar
y alargar en el humo de un cigarrillo
la penumbra en que la noche habita.
Ella duerme y tú, tranquilo, recoges,
admirando su cuerpo desnudo,
los últimos vestigios de la pasión.


Poema ya publicado en Septiembre 2007



F

domingo, 14 de septiembre de 2008

Renglón
















¿Cómo puede tu sombra despertar mi deseo?



F

viernes, 12 de septiembre de 2008

En las farolas de la noche







En las farolas de la noche todavía quedan restos de paisajes.

La luz difumina las sombras, el eco es sólo un travestido.
Vendrás a mi, tan certera como la sombra te trae el deseo.

Hay sobre nosotros un viento que demanda el fuego.

Un rincón puede ser la selva donde nos demoremos.
No habrá pájaros que te anuncien,
el aroma puede traerte tan cerca
que al respirarme sientas
todo lo que nos estamos perdiendo.

Silvio Rodriguez - Que ya viví, que te vas

jueves, 11 de septiembre de 2008

La vida






La vida es un largo proceso de despedidas.



Vivir consiste en ir perdiendo cosas

Jesús Jiménez Domínguez






Deforman los cristales de la ventana la realidad
y en las afueras de mis sueños
hay arrabales y campos de lino florecidos
como también dentro de aquí junto a la lámpara,
existes tú, rodeada de la humanidad de mis brazos.

Sostenemos la cuerda que nos ata con el sudor
y nos deseamos casi como animales.
En el esfuerzo del amor todo es válido
y todo es posible en un sueño de silencios y labios.
No hay piel que resista el calor del fuego
y el color enrojecido de la noche
sirve para sustentar todas las perdidas
y muchos de los fracasos.
Ahora, amándote despierto,
tengo la sensación de que un tren sin destino
se ha llevado lejos el retorno.



Este poema es de diciembre de 2007...en honor de Jesús Jiménez


Foto de Unamaiko wordpress


miércoles, 10 de septiembre de 2008

Tenme








Tenme en tus silencios,

tan sólo soy

unas gotas de azahar

recorriendo tu cuerpo.




poema ya publicado en diciembre 2007


martes, 9 de septiembre de 2008

Renglón






Una vez devorado el templo la fragancia de tu deseo llena mi boca.



Ya publicado en diciembre 2007


F

domingo, 7 de septiembre de 2008







No eran rojos los copos de tu sangre, ni la nieve ardía.
Entraba la púrpura del crepúsculo en la montaña
y vimos caer la primera nevada del otoño.
Tú eras silencio. Duro. Frío. Seco.



F


Miguel Rios y Manolo Garcia - Insurrección

Alejandro Sanz Siempre es de Noche

sábado, 6 de septiembre de 2008

Renglón






El silencio camina con su llama, hasta que te quema y habla.




F

viernes, 5 de septiembre de 2008

Entre tus pechos







Entre tus pechos mi deseo se hace amante,
cubierto lienzo de mis dedos sobre tu piel estremecida.
Son recogidos, besados, lamidos,
tanteada su luz en la noche
hacen girar los astros al ritmo incesante
de sus areolas sonrosadas.
Crece el gemido de tu cuerpo,
llevando en su marea todos los olvidos,
todos los versos que mis labios les regalan.




Poema publicado con un pequeño cambio en Octubre 2007

F

jueves, 4 de septiembre de 2008

Hay voces...







Hay voces que nunca olvidaremos,
yemas que nos saben,
labios que tiene en su recuerdo nuestros sueños,
pero también hay ciertos bochornos
que al rememorarlos es mejor mirar al horizonte
y decir con cara de póker : “sin comentarios”.


F

miércoles, 3 de septiembre de 2008

El alhaquín





El alhaquín teje la urdimbre del tiempo,
en mi piel siento el cuenco de sus horas derramado.

Los pájaros se sustentan en mi mirada,
atraviesan el lago, se vuelven lluvia,
lágrimas en que prender la tarde.

Todavía las noches traen una sabara difusa,
un ronroneo de gatos que estremece.
En mi ventana mueren pequeñas polillas,
buscan en mi farol una quimera.

La montaña es un verso dilatado,
el gasto perpetuo de la metáfora,
un pulmón donde respirar la soledad.

Los mirlos tienen el dolor de la nieve,
y se hacen pretéritos con su mirada oscura.

Llega en el suave desliz de las hojas
y enriquece la sombra del alba
con su diminuta pleitesía de agua.

En cada gota un mundo interior sigue palpitando.
Hay unos segundos en que vivo en una de ellas.



F

martes, 2 de septiembre de 2008

Este dolor.....





Este dolor apenas son unas lágrimas en el lago que me recoge.
Ahogo el silencio en el vuelo de un pequeño cernícalo.
Impasible, se pierde en el reflejo del bosque.

Puede la sabara arrastrar el fuego,
traer su lengua húmeda hasta la tarde.
Ser la fatiga, el hambre de la noche
y esa lluvia que fenece entre nosotros.

Es imparcial este juego de lo imposible.
Ser felices en la soledad de un viaje.
Expuestos al paisaje y a su eternidad.

Amar lo fugaz de la luz.
Sentir en la piel el escalofrío.
No hace falta el borde sinuoso de un deseo
para que todo tu cuerpo se redima del mundo
sintiendo ser una pequeña sombra entre los álamos.

Quedará en mí como un aliento,
el reflejo del cielo y su tormenta,
el vuelo del pájaro,
el dolor del tiempo.



F

lunes, 1 de septiembre de 2008

Soy en lo diáfano la luz






Soy en lo diáfano la luz.
Me convierto en brisa.
Una herida más de la tarde en tus ojos.

La voz llega de más lejos,
cada centímetro ganado es un milagro,
un tintineo, un escalofrío en la dureza de los huesos.

Se ausentan los pájaros en el hueco de la soledad
y allí arriban los barcos que traen las especias.

Todavía hay nieve en las cimas de mi memoria.
¡Cuantos presagios me ha traído este final de estío!

Un faro secuestra mi deseo y soy de la vida su humedad.
Prendo el valle.
Arde el desierto en el viento.
La tierra se hace grumos.
Yo soy el esclavo.
Un continente de arena imprecisa.

He visto enrojecerse las nubes.
Gotean la claridad y esparcen silencios en sus dagas.

Puede que la herida sea profunda.
La muerte es una infusión que siempre acaba helada en los labios secos.

En los jirones de la noche sigo
y aunque te presiento
dejo que el otoño haga su trabajo de abandono.


F

Seguidores

Los poemarios

Los poemarios

Archivo del blog

Páginas vistas en total